David Patiño Vilas: Entrevista Energía UVigo

por Nov 2, 2015Entrevistas

Hemos hablado con David Patiño Vilas, Ingeniero Industrial de la especialidad de Mecánica y Doctor Ingeniero Industrial por la Universidad de Vigo. Es profesor titular del área de Máquinas y Motores Térmicos e investigador en el Grupo de Tecnologías Energéticas (GTE) del  Departamento de Ingeniería Mecánica, Máquinas y Motores Térmicos y Fluidos de dicha universidad. Además es coordinador del Grado en Ingeniería de la Energía de la UVigo, por lo que le hemos pedido su opinión en cuestiones de interés general para los alumnos y egresados de este grado.

¿Cómo definiría a un ingeniero de la energía?

Ante todo es un ingeniero, una persona que tiene bastante flexibilidad en cuanto a su formación y en cuanto a las actividades profesionales que puede desenvolver; en este caso, una persona muy vinculada a cualquier proceso que involucre tanto transformación como utilización de energía. Es una actividad que ha existido siempre, pero que ahora está vinculada a una nueva titulación, a caballo entre la ingeniería industrial y la ingeniería de los recursos energéticos o mineros. Digamos que es un campo tradicional, pero que ahora requiere una especial atención.

¿Cree que hay que modificar alguna asignatura o contenido del plan de estudios de Ingeniería de la Energía en la Universidad de Vigo?

Seguro que sí. No es ni mucho menos el mejor plan, pero tampoco el peor. A la hora de definir los planes de estudio no sólo están involucradas las decisiones de qué es lo mejor en cuanto a formación, sino que hay muchos factores a tener en cuenta, como temas políticos y de luchas internas en las universidades.

Imagen de Universidad de Vigo

Universidad de Vigo

Los planes de estudio salen siempre lo mejor que se puede, pero hasta que no los implantas y no ves cómo funcionan, no se revelan los problemas que puedan tener. Además, es complicado cambiar un plan de estudios una vez implantado, tanto burocráticamente, como involucrar a la gente necesaria.

¿Qué salidas profesionales tiene la titulación?

Cualquier salida relacionada con la producción de energía, transformación, obtención de recursos… las salidas profesionales son muy amplias. Cualquier proceso industrial que requiera o emplee energía, es decir, todos, van a requerir una persona que de algún modo lo optimice o lo haga más eficiente, de modo que se genere un ahorro de costes y se minimice el impacto medioambiental.

Como decía antes, esos procesos siempre han existido, no se trata de inventar nada nuevo; ojalá se inventen nuevos procesos para la generación o transformación de energía. En realidad, es ocupar ese lugar que tradicionalmente venía haciendo otra gente con formación más generalista. En cualquier proyecto de instalación, diseño, desarrollo de nuevas instalaciones que tengan que ver con generación energética convencional o mediante fuentes de energía renovables, eficiencia energética con intervención de transformaciones energéticas o extracción de recursos energéticos para su posterior aplicación… ahí siempre hay cabida para un ingeniero de la energía.

Cualquier salida relacionada con la producción de energía, transformación, obtención de recursos… las salidas profesionales son muy amplias.

En su opinión, ¿supone algún inconveniente la falta de atribuciones profesionales de este grado?

Claramente puede ser un hándicap no tener atribuciones. Si con la misma formación nos diesen a elegir entre tener atribuciones y no tenerlas, todos elegiríamos lo primero, ya que te puede abrir más puertas. Ahora bien, todo depende de la actividad que se vaya a desarrollar y también cómo en el futuro se resuelva todo el tema de las atribuciones.

Tampoco creo que se algo determinante. Al final, lo importante serán los conocimientos y lo que uno esté capacitado para hacer. Se pueden encontrar soluciones a la hora de realizar un proyecto que tenga que ir firmado por un profesional con atribuciones, lo importante es saber hacerlo.

¿Considera que hay oportunidades de empleo para este grado en España?

Sí, por supuesto. Es obvio que no estamos en el mejor momento laboral, la situación económica es la que es y eso hace que sea más complicado encontrar trabajo. El campo que conozco un poco, la ingeniería industrial, quizás sea el que menos afectado esté. La gente sigue encontrando trabajo, las condiciones son más precarias, pero siguen encontrando. Entiendo que entonces el ingeniero de la energía se regirá un poco por esto. No sabemos cómo lo aceptará el mercado, es un poco la gran duda, de vosotros depende cómo os vean, de cómo os defináis como trabajadores, pero yo creo que tiene un buen nicho de mercado en España.

Creo que tiene un buen nicho de mercado en España.

¿Cree que el grado está más enfocado hacia la investigación o hacia el terreno profesional?

No creo que esté demasiado orientado hacia la investigación. Es imposible saber lo que va a hacer un alumno cuando finalice la carrera, por lo tanto, tienes que orientarte hacia lo que hará la mayoría, y lo cierto es que la mayor parte de los alumnos egresados se dirigen hacia el mundo profesional, desarrollando una actividad más “normal”, digamos,  no de investigación.

Imagen de Sede Campus

Escuela Técnica Superior de Ingenierios Industriales, Sede Campus

¿De investigación? Hay oportunidades de entrar en contacto con la investigación, especialmente con el trabajo de fin de grado, las becas de colaboración del Ministerio. Esto te da la opción de colaborar con grupos de investigación dentro de la universidad, conocer un poco la actividad que realizan y por ahí puedes ver algo de lo que es ese mundo, pero no está demasiado orientada, ni tampoco creo que deba estarlo.

¿Consideras importante la creación de una asociación que defienda los intereses del colectivo de profesionales de la energía?

Las asociaciones o agrupaciones siempre son, casi diría, imprescindibles, y más en vuestro caso. Estamos ante un nuevo grado, que está naciendo, que por contenido los profesionales egresados deben ocupar un puesto importante en la sociedad, pero hay que darlo a conocer al público en general.

Vais a realizar unas actividades que ya existían, pero vosotros quizás estéis más orientados hacia ellas, más capacitados. Pues es necesario trasladar eso que nosotros vemos así, profesores y alumnos, a los profesionales que no lo conocen, ya que históricamente no existía. Hay que explicar un poco lo que hacéis.

Hay que explicar un poco lo que hacéis.

¿Cómo?  Por supuesto una vez que empecéis a trabajar. Antes de eso, si hay una agrupación que va presentando a la sociedad lo que podéis hacer, pues mucho mejor, siempre será mucho más fácil. Si en un futuro hay que luchar por vuestros derechos o de algún modo defender el título, pues que mejor que estar agrupados que cada uno individualmente.

¿Qué recomendaciones les daría a los estudiantes que acaban de graduarse?

En primer lugar que sigan formándose, tanto si deciden seguir estudiando como si deciden orientarse más hacia el mercado laboral. En ambos casos que sigan incrementando sus conocimientos, tanto en idiomas como en materia técnica.

Si deciden saltar al mercado laboral, que tengan paciencia, las oportunidades acaban llegando. Y que sean responsables con el desempeño del ejercicio que van a hacer, porque sois las primeras promociones de esta titulación, y eso también conlleva una responsabilidad, que es demostrar que valéis para estos puestos.

Sois jóvenes, antes de saltar al mercado profesional, tenéis oportunidad de seguir formándoos. Es más fácil a esta edad continuar con un máster o con otros estudios antes de dar ese paso, porque después una vez que empieces a trabajar es más difícil, te formas en lo que estás haciendo pero siempre es más complicado.

Sois jóvenes, antes de saltar al mercado profesional, tenéis oportunidad de seguir formándoos.

¿Cómo considera que está el nivel formativo del grado en la Universidad de Vigo?

Yo creo que es un buen nivel. Los estudiantes que entran en el grado, al menos en esta universidad, son estudiantes con un buen expediente, eso no te garantiza nada, pero bueno,  son gente con una cierta predisposición hacia el estudio y hacia la formación.

A partir de ahí, el grado está bien diseñado, la gente que os imparte clase son profesionales que consiguen inculcaros los conocimientos que necesitáis. Yo creo que salís con una buena preparación.

El contacto con alumnos egresados de este grado me dice que es así. Algunos están estudiando máster con alumnos de energía de otras universidades y de otras titulaciones diferentes y, digamos, tienen la capacidad de medirse y comparar conocimientos entre ellos. Hablas con ellos y la respuesta es bastante positiva. Cuando estaban aquí no eran conscientes de que su formación era tan buena como a lo mejor se están dando cuenta ahora. Cuando alguien que ha salido de aquí te dice eso, realmente te gusta oírlo.

¿Qué te ha aportado la docencia a nivel profesional, a nivel personal?

La docencia a mí me gusta. De algún modo la idea de transferir conocimientos a otra gente es algo que siempre me ha gustado y bueno, a mí me satisface esta actividad. El modelo de profesor que tenemos en la universidad española es profesor-investigador. El hecho de compatibilizar con una actividad de investigación profesional es una ventaja, y en cierto modo debe transferirse al aula. El alumno tiene que ser capaz de ver que esa persona no es sólo un profesor, sino que es un experto en aquello que explica. De hecho, yo no sé si sería capaz de ser sólo profesor.

Imagen de Grupo Tecnologías Energéticas

Grupo de Tecnologías Energéticas

¿Cómo ves que está relacionada tu actividad investigadora con el grado de Ingeniería de la Energía?

Mi actividad investigadora se centra en la combustión de biomasa para la generación de energía, es decir, en el campo de las energías renovables. Por lo tanto, creo que está muy relacionada, tanto desde el punto de vista de generación de energía como con la viabilidad futura que pueda tener esta actividad. Podemos pensar que los combustibles fósiles irán cada vez a menos, mientras que las energías renovables sabemos que irán cobrando más relevancia. Entonces, creo que mi actividad es muy cercana, una actividad que podría desempeñar cualquier egresado del grado de energía.

Desde la Asociación de Ingenieros de la Energía queremos dar las gracias a David Patiño Vilas por su tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies